Hablar en público con naturalidad

Seguramente en las situaciones donde queremos causar una mejor impresión es donde más tensos estamos, y esto se nota. No pasa nada si se percibe algo de nerviosismo. Estamos diciendo a la audiencia que lo que hacemos nos importa. No todo el mundo tiene la oportunidad de hablar en público cada día y todo lo que se sale de la rutina nos inquieta un poco.

Pero está bien aprender a gestionarlo. Y una de las formas de conseguirlo es dominar el lenguaje corporal, porque nos da más seguridad y nos permite controlar la imagen que proyectamos.

Veamos cómo prepararnos para una intervención.

  1. Conocer el espacio donde tienes que hablar
  2. Adaptarte al grado de formalidad del acto
  3. Decidir el tono y estilo de comunicación que quieres adoptar
  4. Preparar muy bien las palabras que vas a pronunciar, especialmente al principio y al final.
  5. Ensayar la intervención
  6. Mirarte en un espejo o grabarte y comprobar tus movimientos
  7. Evitar gestos de nerviosismo (tocarte, rascarte…) rigidez o cierre.

Ensaya y practica hasta que puedas controlar tu cuerpo y todos sus movimientos. El cuerpo tiene memoria y cuando lo pongas en una situación de exigencia, tendrá que estar acostumbrado a los movimientos que sean oportunos. Pronunciar un discurso sin haber ensayado sería como caminar por primera vez con zapatos de tacón si siempre has ido descalzo.

Practicar tus movimientos y eliminar los gestos que más te delatan tiene un gran resultado. Lo notarán los demás y lo notarás tú, esto es lo más importante. Porque tendrás la certeza de que estás transmitiendo una imagen de confianza en ti mismo y esto irá alimentando tu seguridad.

Hablar

Accede al vídeo para conocer las herramientas para hacer una presentación.

Si quieres información de mis formaciones par hablar en público: CURSOS

¿Quieres asistir al seminario «Mujeres que lideran»?  El próximo sábado día 5 de marzo en Barcelona

Infórmate aquí