El arte de besar

Besar es todo un arte. No es fácil besar: ni en familia, ni entre compañeros ni a tu propia pareja. 

Los besos pueden resultar desagradables y provocar que el receptor de tal muestra de afecto se aparte y se ponga a la defensiva. El beso sexual es especialmente complejo y no siempre tiene buenos resultados. Un beso apasionado puede incluso proporcionarnos información – de manera inconsciente-  del grado de compatibilidad que tenemos como pareja.

También es importante saber cuando es adecuado un apretón de manos o un «beso social»  en las relaciones profesionales. Puedes ver cómo es esta forma de besar en la sección de comunicación no verbal en Para todos la 2, de hoy.  

El arte de besar, en familia, en sociedad o en pareja

Teresa Baró y Juanjo Pardo reproduciendo el beso social