Un cambio de lenguaje: de la adolescencia a la edad adulta