Small Talk: De qué hablar cuando no sabemos de qué hablar

De qué hablar cuando no sabemos de qué hablar.

En algunos momentos de la vida social nos vemos obligados a saludar y a charlar con otras personas pero no sabemos cómo empezar ni qué tema tratar.

Te encuentras con un vecino en un ascensor, estás con otros padres esperando a la salida del cole, vas a una cena donde no conoces a los demás invitados… ¿Cómo romper el hielo? Muchas personas, además, creen que recurrir al tema del tiempo o del tráfico es hablar por hablar y que no hace falta romper el silencio.

Pero hay que entender que las conversaciones son pequeños rituales, una especie de danza entre dos o más personas. Hay un acercamiento, un intercambio y un cierre. Hay que dominar las tres fases, y si eres hábil, te habrá servido para establecer una relación de confianza con esta persona.

La conversación intrascendente (small talk, lo llaman los ingleses) sirve para interactuar, sobretodo a nivel no verbal. Se puede hablar de lo que sea, del tema más anodino, pero permite intercambiar miradas, sonrisas y hasta tacto.

O sea que lo que hemos dicho no es tan importante como la relación que hemos creado. Estas conversaciones sirven para estrechar relaciones. Se empieza por trivialidades y se acaba hablando de intimidades.

¿Cómo improvisar temas para poder charlar con los demás, sin tener un propósito concreto a parte de establecer contacto y pasar el tiempo?

Puedes echar mano de la información que tienes a tu alcance en este momento, según la actividad, el entorno o la persona con la que hablas.

  • Normalmente las personas que están en un contexto determinado es porque tienen como mínimo un interés en común: si estás en un evento deportivo hablas sobre este evento o experiencias anteriores o preguntas cómo lo ve la otra persona. Si estás en un curso de socorrismo, hablas de lo necesario que es, etc.
  • El lugar donde ocurren las cosas te da mucho que comentar: paisaje, decoración, objetos, historia, olor, etc. Qué espacio tan agradable. una vista preciosa. Una decoración exquisita. Este patio me recuerda mi niñez.
  • Puedes preguntarle acerca de su trabajo, su familia, sus preferencias. Puedes elogiar algo que conozcas de ella o felicitarla por algún logro.

Imagínate que tienes toda una cena por delante, con personas que no conoces de nada y como ya sabemos, no es correcto hablar de política, fútbol, religión, sexo, enfermedades… ¿de qué hablamos?

Entrena tu habilidad para charlar agradablemente.

  1. Cultívate. Lee, viaja, interésate por temas muy variados. Sé curioso.
  2. Infórmate. Hay que conocer la actualidad, lo que pasa en tu pueblo y en tu sector profesional, pero también lo que pasa en el mundo y en los ámbitos de interés general.
  3. Antes de ir al evento, infórmate sobre los asistentes, para prever posibles áreas de interés.
  4. Una vez en el evento tienes que tantear los posibles temas, con discreción. Interésate por la persona con la que estás hablando y por sus aficiones, procedencia, profesión, etc.
  5. Centra la atención en un tema de interés común o en lo que interesa a tu interlocutor no en lo tuyo, tu vida, tus éxitos o tus problemas.
  6. Sé agradable. Tanto en los contenidos como en las formas. No seas indiscreto, trata temas positivos y sé educado.
  7. Evita monólogos. No des lecciones magistrales; lo que te interesa a ti no tiene por que interesarle a todo el mundo.
  8. Utiliza la técnica del gancho. Consiste en enlazar un tema con otro nuevo a partir de lo que va surgiendo en la conversación.

Hay personas que tienen mucha gracia y simpatía. A otras personas les puede resultar muy incómodo, hasta el punto de rechazar asistir a eventos por la incomodidad que representa tener que hablar sin ningún otro objetivo que pasar el rato. Pero se trata de una exigencia social y, viéndolo en positivo, es una buena herramienta para ganar amigos y hacer negocios. Al final, de lo que se trata es de dejar un buen recuerdo en estas personas con quien hemos compartido un rato.

De qué hablar cuando no sabemos de qué hablar   YouTubeAccede al vídeo para saber cómo mejorar tus habilidades de comunicación.