#BIST100: El reto de promover la ciencia des de la infancia y visibilizar a las científicas

Los cambios más importantes en una sociedad se consiguen con esfuerzo, constancia, desde varios formatos y trabajando conjuntamente todos los colectivos posibles.

Cuando hablamos de mujeres profesionales y directivas y la necesidad de hacernos más visibles, debemos hablar también de mujeres científicas, tanto si están en las empresas como en la universidad. Y quiero destacar hoy precisamente este colectivo que se ha organizado para fomentar el estudio de la ciencia en las escuelas desde las primeras etapas y promover el interés de las niñas para las disciplinas científicas.

Es una iniciativa de BIST (Barcelona Institute of Science and Technology) con el apoyo de empresas e instituciones como la Fundación Catalana para la Investigación e Innovación y BarcelonActiva. Todas, instituciones muy comprometidas con el fomento de la igualdad real, la visibilidad de las mujeres y el liderazgo femenino.

El pasado 30 de enero tuvo lugar el encuentro de «100tifiques» en el PRBB con presencia de autoridades de la investigación y, naturalmente, las protagonistas, 170 mujeres que se implican en esta tarea de divulgación. El 11 de febrero, darán 180 charlas simultáneamente a 150 escuelas de Cataluña.

Tuve la suerte de poder participar en el evento con una «master class» para darles herramientas de comunicación y, muy importante, para tratar de no repetir algunos patrones de conducta aprendidos que favorecen la falta de visibilidad de las mujeres.

Durante mi intervención y con la ayuda de 3 voluntarias del público, analizamos el lenguaje corporal femenino respecto al masculino y constatamos como hemos sido educadas para la discreción, la pasividad y la obediencia.

Afortunadamente las mujeres profesionales de hoy han superado estas actitudes, pero aún encontramos residuos evidentes de estos patrones de comunicación en nuestros movimientos, gestos y tono de voz.

Ser conscientes de ello y poderlo revisar nos tiene que ayudar a tener más capacidad de influencia y más poder. Y ser unos modelos para las niñas que deberían percibir libertad real al escoger su vía profesional y la confianza para asumir, si lo desean, cargos directivos y visibles.

Como muestra del trabajo que se está haciendo, os dejo dos frases muy significativas de dos expertas que intervinieron en la jornada del día 30 de noviembre.

Decía Digna Couso, directora del centro de investigación CRECIM:

«El hecho de que las chicas quieran hacer ciencia con una finalidad de servicio no es genético, es fruto de cómo se acerca a las niñas a la ciencia o de cómo el entorno permite que las niñas se acerquen a la ciencia.»

Y en su charla inaugural, Caterina Biscari, directora del Sincrotrón Alba, afirmaba:

«Para ser mujer científica se necesita una alta dosis de atrevimiento, aunque cada vez más la misma que necesitan los hombres. Hay que ser atrevidas. Hay que mantener esta capacidad. No dejes que nadie te diga: Piénsatelo mejor. «

 

Puedes saber más sobre cómo optimizar tus recursos y aumentar tu éxito profesional en mi canal YouTube, en mis cursos para mujeres profesionales y directivas en www.verbalnoverbal.com y en mis libros.