El lenguaje no verbal de un profesional seguro. Los 13 gestos de la suerte

En el trabajo, nuestra comunicación no verbal es clave, puesto que sin decir una sola palabra estamos presentándonos a los demás. Y un gesto puede arruinar la imagen que proyectamos. A continuación, verás una serie de consejos de lenguaje no verbal que te ayudarán a dar una imagen positiva como profesional:

1. Al estar de pie, adopta una posición erguida, sin hundir el pecho. Los dos pies, bien apoyados en el suelo, ligeramente separados. Esta posición te dará estabilidad y proyectarás firmeza.

2. Levanta la mirada sin levantar la barbilla y mira hacia adelante cuando camines.

3. Mira a los ojos de las personas que vas conociendo y a las que saludas al pasar. Es una forma de decir que estás abierto a la relación.

4. Sonríe en el primer contacto y cuando te presenten. Que la sonrisa sea auténtica: provoca patas de gallo y tarda en desaparecer.

5. Evita la sonrisa de nervios o de timidez. La sonrisa que no se borra o las risitas constantes son indicativas de incomodidad más que de alegría.

6. No utilices una carpeta como escudo protector. Puedes sostenerla con la mano izquierda al lado del muslo. Te dará un aire más abierto y dinámico.

7. El bolso o el maletín, también en la mano izquierda. Para poder saludar con la derecha a la primera oportunidad.

8. Si tienes el pelo largo, no juegues con él. No es el momento ni del nerviosismo ni del coqueteo.

9. No te toques. Rascarte el cuello, taparte la boca, frotarte la frente, acariciarte el brazo… son señales de nerviosismo.

10. Evita la “muñeca blanda”. La mano puesta como si fueras un perrito que levanta la patita te restará muchos puntos.

11. No arrastres los pies. Para transmitir energía y capacidad de resolución, tus pasos tienen que ser ágiles y enérgicos. Cuidado con el taconeo tipo militar, seguramente no es necesario.

12. Siéntate hacia adelante y con la espalda recta, para mostrar actitud de trabajo y dedicación.

13. Olvídate de tu móvil personal. ¡Estás trabajando! Todo lo privado debería esperar.

Te animo, pues, a analizar tu propio lenguaje no verbal y a adoptar estos gestos que, seguro, te ayudarán a alcanzar el éxito profesional.