El lenguaje de la escultura

Belleza y amor en esta magnífica escultura que nos invita a observar los rasgos de un movimiento serenemante seductor.

Formas redondeadas, muslos generosos, pechos tersos, rostro tranquilo… Una belleza mediterránea, amable, sensual y genuina. Feminidad en la posición de caderas asimétricas, cierre desde el pubis y en la dulzura de la cabeza ligeramente ladeada.

Los escultores han sido desde siempre auténticos expertos en lenguaje no verbal, lo han captado y lo han reproducido; lo traducen en arte.

Esta Venus, del escultor catalanofrancés Arístides Maillol (1861-1944) da la bienvenida al MNAC (Museu Nacional d’Art de Catalunya) en Barcelona.