Consejos para tener las fiestas en paz

Si hay unas fiestas familiares por excelencia son las navideñas. Las familias se reúnen e intentan pasar estos días juntos de la forma más feliz posible. A veces, sin embargo, y a pesar de la ilusión que le ponemos, estos encuentros nos dejan un mal sabor de boca.

Para evitar desencuentros y situaciones bochornosas que hagan sentir mal a los presentes podemos tener en cuenta estos consejos.

En Navidad, NO es momento de:

  1. Enfadarte con tu pareja o tus hijos antes de la llegada de los invitados. Esto es empezar con tensión.
  2. Pensar en lo que pasó el año anterior. Borrón y cuenta nueva. Si vas pensando en negativo, se te notará y estarás a la defensiva.
  3. Dar importancia a temas menores, a las manías de cada uno, a diferentes formas de actuar o de pensar.
  4. Responder a ataques personales. Es la mejor forma de iniciar una discusión.
  5. Hacer comparaciones entre familias o entre familiares. Las comparaciones son odiosas y son causa de malestar.
  6. Reproches por agravios pasados ni de críticas.
  7. Discursos, mítines políticos o sermones.
  8. Lamentaciones (la salud, lo desgraciado que soy, lo mal que me van las cosas, lo poco que me valoran en el trabajo…)
  9. Recordar historias de familia desagradables o temas tristes.
  10. Hablar de política, futbol, dinero o sexo.
  11. Chismorrear y criticar a miembros del clan que no están presentes.
  12. Alardear de tus logros o de los de tus hijos, especialmente si hay otros miembros de la familia que están pasando por un mal momento.

SÍ es el momento de… 

  1. Ser amable con todo el mundo e interesarte sinceramente por cada uno de los invitados.
  2. Otorgar un lugar de honor a las personas mayores. Suelen quedarse marginados en las conversaciones, ya sea por dificultades auditivas o por los temas que se tratan.
  3. Escuchar más que hablar, preguntar y elogiar.
  4. Recibir generosamente a un nuevo miembro de la familia y hacer que se sienta cómodo.
  5. Contar con los niños, decirles qué esperamos de ellos y pedirles que ayuden en la medida de lo posible.
  6. Controlar a las mascotas.
  7. Apagar el televisor.
  8. Dejar a un lado los aparatos electrónicos.
  9. Iniciar conversaciones sobre temas no conflictivos y sobre los que todos podamos hablar.
  10. Encajar críticas, comentarios y bromas poco afortunadas con deportividad.
  11. Comprender que alguien pueda estar triste o melancólico. Ser empático con esta persona.
  12. Tener muy en cuenta el lenguaje no verbal de todos y ser consciente del propio para enviar los mensajes oportunos.

¿El gesto estrella para estas fiestas? La sonrisa.

Consejos para pasar las fiestas en paz - Teresa Baró - 21-12-2015

Accede al vídeo para saber cómo disfrutar de la Navidad en familia.