Superar la timidez con la ayuda de la comunicación no verbal

Para muchas personas la timidez supone un obstáculo difícil de superar. Y acaban renunciando a todo tipo de metas que seguro podrían conseguir.

La verdad es que cualquiera de nosotros se ha sentido incómodo en algún momento, ante un desconocido, en una situación social nueva, ante unos superiores o cuando vemos a la persona que queremos seducir. Hay tímidos que no los son siempre, solo ante determinadas situaciones. Y nada de esto es malo ni patológico. Simplemente es un reflejo de nuestra inseguridad y algún miedo que ni siquiera podemos justificar. Somos seres complejos y tenemos que aceptar que no siempre actuamos como nos gustaría.

Lo bueno es que se puede mejorar cada día y uno puede entrenar unas habilidades para modificar su conducta, sentirse más seguro y, como consecuencia, cambiar la imagen que percibirán los demás.

En este vídeo de A punto con la 2, emitido el día 11 de julio de 2016, vemos el comportamiento típico de los tímidos. Si detectamos en nosotros mismos estos comportamientos, podremos esforzarnos en actuar de forma distinta, al estilo de los extrovertidos. Lo conseguiremos practicando en casa y en situaciones reales. Poco a poco ganaremos confianza y esto nos situará en un círculo virtuoso de autosuperación. Con los primeros pasos llegarán los primeros resultados satisfactorios y esto alimentará nuestra confianza.

En general, las personas tenemos necesidad de comunicarnos, de integrarnos en los grupos y de tener relaciones agradables y divertidas. Que tú seas una persona sociable no solo te beneficia a ti sino también a todo tu entorno, sea laboral o personal. Merece la pena empezar este camino de mejora de tu comunicación no verbal porque conseguirás atraer a los demás, muchas veces, sin decir palabra. Y esto, a un tímido, le facilita la vida.

Si estás decidido a conseguir resultados y quieres poner en práctica mi método, consulta La Gran guía del lenguaje no verbal. La tercera parte es un cuaderno para tu entrenamiento personal. Para ganar seguridad en ti mismo y ser una persona abierta y sociable… cuando te interese. Te lo dice una extímida.